Evolución de la silueta femenina a través de la historia

Evolución de la silueta femenina a través de la historia

Como expertos en alquiler de maniquíes en Valencia somos conscientes de la evolución de la silueta femenina considerada la ideal a través de los tiempos. Así, en la prehistoria triunfaban las mujeres de grandes senos y caderas anchas, puesto que se asociaban a la fertilidad, la abundancia y la capacidad de tener hijos sanos y fuertes. En el Renacimiento se llevaban los cuerpos redondeados, manos y pies finos, pechos pequeños y firmes, tez banca y mejillas sonrosadas. En el Barroco se empiezan a estilizar los cuerpos ideales, se estrechan cinturas, se resalta el pecho con el corsé y la figura femenina se embellece con pelucas, perfumes, corsés de infarto, los encaje. Esta tendencia a usar el corsé se mantiene durante el siglo XIX.

A comienzos del siglo XX se venera la silueta femenina de pechos altos, caderas anchas y nalgas prominentes. En los años 30-40 la lencería cobra protagonismo, así como la belleza de la mujer y en los años 50-60 la exuberancia femenina se apodera de las pantallas. Lo que se lleva son las curvas marcadas, voluptuosidad, piernas largas, huesos bien forrados, cabellos rubios… 

Es en los 70-80 cuando los cuerpos femeninos se van adelgazando y estilizando, y los pechos cada vez van cobrando más protagonismo y espacio en el cuerpo de las mujeres. Deja de llevarse la voluptuosidad y comienza la era de la delgadez. En los 90 continúa esa moda de delgadez y pechos grandes, junto con labios y pómulos prominentes. La tendencia de alabanza de la delgadez continúa en nuestros días, con modelos casi esqueléticas en las pasarelas.

Todas estas tendencias se reflejan en cada elemento que tengan que ver con la moda, incluidos los maniquíes que alquilamos en Maniquíes Vives.

Para el alquiler de maniquíes en Valencia, llámanos.

haz clic para copiar mailmail copiado