Origen y evolución del maniquí a lo largo de la historia

Origen y evolución del maniquí a lo largo de la historia

El alquiler de bustos en Valencia no es, en absoluto, algo únicamente propio de nuestros tiempos. Los maniquís se han utilizado durante gran parte de la historia, en cada época con unos fines determinados. Lo cierto es que se trata de un concepto que ha evolucionado mucho con el paso del tiempo.

Antes de llegar al alquiler de bustos en Valencia tal y como lo conocemos actualmente, este ha tenido que pasar por varias fases. El origen se sitúa, nada más y nada menos, que en el Antiguo Egipto. El faraón hacía uso de un súbdito de complexión similar para que elaboraran las prendas con el tamaño adecuado.

Fue ya en la Edad Media cuando se crearon las primeras maquetas del cuerpo humano, unos diseños hechos a base de varillas. Pero no fue hasta el inicio del siglo XVII cuando se desarrollaron los maniquís modernos. Estos estaban elaborados con una combinación de yeso y madera. En esta época, solamente se usaban a la hora de confeccionar prendas. También se crearon unos muñecos articulados de madera que servían como modelos para pintores y artistas.

Tuvimos que esperar hasta la Revolución Industrial para que el maniquí se hiciera un hueco en los escaparates de las ciudades. En 1870, Alexix Marie Lavigne los usó para vender crinolina en las calles de París. En el caso de los maniquís vivos, fue Charles F. Worth quien los comenzó a usar en el 1856 para exhibir sus chales de cachemira. Se trataba de mujeres similares a las clientas de este rey de la moda francesa.

En Maniquies Vives contamos con más de treinta años de carrera dentro del sector de la modificación, fabricación y alquiler de maniquís. Te ofrecemos una amplia gama de productos para hacer que tu tienda o evento destaque y consiga los objetivos de imagen deseados.

haz clic para copiar mailmail copiado